Logo Empresa

Noticia ampliada

Expedición por el Tapón del Darien 1959-1960

25-07-2014 | Juan Pedro Ponce

  • 11821.jpg
  • 11822.jpg
  • 11823.jpg
Cruzar el istmo del Darien, entre Panamá y Colombia es aun hoy en día, tarea casi imposible. Los 40.000 kilómetros que separan Prudhoe Bay en Alaska y Ushuaia, la ciudad más al sur del continente americano, en Argentina, solo se ven interrumpidos en los 87 kilómetros de selva impenetrable entre los dos paises. Algunos han logrado cruzarla por tierra.

La primera travesía con éxito de la que se tienen constancia es del matrimonio panameño Amado Araúz y su esposa Reina Torres a bordo de un Land Rover serie II apodada “la cucaracha cariñosa” y acompañados por el ex SAS Richard E. Bevir de Reino Unido y el ingeniero australiano Terence John Whitfield en un Jeep CJ. El británico había escrito el año anterior a la Internacional Road Federation en Washington D.C. consultando la posibilidad de unir por carretera los Estados Unidos de América con el cono sur. La respuesta fue que la empresa era completamente imposible por un pequeño tramo inabordable entre Panamá y Colombia. 
El proyecto se pensó como un golpe de efecto para el VIII Congreso Anual de la Carretera Panamericana, con la presentación de los dos vehículos que hubieran conseguido pasar el istmo por primera vez. Sí salía bien la financiación de la carretera podría hacerse realidad.

Dejaron la ciudad de Chepo en Panamá un 2 de febrero y alcanzaron Quibdó en Colombia el 17 de junio de 1960 a un promedio de 201 metros por hora durante 136 días. Después de sufrir infinitas calamidades. Recorrieron 500 kilómetros a través de la selva, cruzaron 180 ríos, algunos de ellos en improvisadas balsas de enormes troncos y llegaron a construir la friolera cifra de 125 puentes. En algunos tramos fueron ayudados por tribus indígenas, como los cunas, con apenas contacto con el hombre blanco, gracias a ellos aprendieron a buscar comida en la selva, ya que rápidamente se percataron de que les iba a llevar mucho más tiempo del previsto atravesar el Tapón. Las raciones del ejercito y la comida que llevaban dejaron paso a bananas, monos, iguanas y todo tipo de animal comestible. La expedición sufrió ataques de insectos, serpientes, arañas y escorpiones. Sufrieron de malaria y enfermaron de disentería, llegando extenuados a Colombia donde fueron recibidos con banda de música y pasacalles.
Eran los primeros que lo habían conseguido.

Imágenes: Imágenes: Land Rover, Archivo, Land Rover Heritage,