Logo Empresa

Noticia ampliada

Destino: Laos

11-10-2014 | Marcelo y Luisa

  • 12561.jpg
Luisa y Marcelo son dos argentinos afincados en España, que en Octubre de 2003 salieron de Madrid con destino a Singapur, un recorrido a través de varios países con idiomas, religiones y costumbres muy diferentes. Después de 309 días de viaje y 52.547 Km. embarcaron el Toyota en Bangkok para proseguir su viaje por Sudamérica. Esta es la historia de su visita a Laos. 3155 kilómetros por uno de los países más desconocidos del sudeste asiático.

Pakse es un pequeño pueblo situado a 145 kms de la frontera entre Tailandia y Laos. Posee una cierta infraestructura turística por ser el paso obligado para aquellos viajeros que cruzan la frontera entre ambos países o que se dirigen a visitar las ruinas Jemeres de Wat Phu Champasak.



Desde aquí recorremos los 320 kms que nos separan de Savannakhet, la segunda ciudad más importante de Laos después de la capital. Desde un punto de vista turístico, la ciudad carece de atractivos. Su importancia se debe a que por aquí pasa la mayor parte del comercio entre Tailandia y Vietnam, pero la ciudad en sí no tiene nada de especial.

Entre casas bajas de madera y restos de construcciones de estilo francés que datan de la época colonial, la mayoría de ellos muy deteriorados, sorprenden las construcciones nuevas que se ven en la parte este de la ciudad. Son edificaciones de una o dos plantas destinadas a viviendas que cuentan con enormes locales comerciales en los bajos, la mayoría de ellos con símbolos chinos en el frente y que ofrecen todo tipo de mercancía especialmente de importación. Creo no equivocarme si digo que se trata de gente que llegó a la ciudad con recursos económicos propios, atraída por la posibilidad de ganar dinero a través del comercio.



Savannakhet está situada a 250 kms de Lao Bao, frontera con Vietnam y hacia allí nos dirigimos para continuar nuestro viaje. Una decepción, los vietnamitas no nos dejan entrar con el coche porque se supone que debemos tener un permiso especial del Ministerio de Policía de Hanoi.
A decir verdad, José, el vasco que nos encontramos en el norte de Pakistán y con quien seguimos en contacto por Internet, ya nos lo había anticipado. Hace un par de semanas quiso cruzar a Vietnam y tuvo el mismo problema, de todas formas decidimos intentarlo pero no hubo forma de convencer a los guardias vietnamitas.

Regresamos camino de Savannakhet y pasamos la noche en Tha Khaek a unos 120 kms al norte, también junto a la frontera con Tailandia al otro lado del Mekong. Se trata de una pequeña ciudad de 68.000 habitantes, más o menos la misma población que Pakse y la mitad de Savannakhet, pero a diferencia de estas dos, ni tiene ruinas arqueológicas en los alrededores ni tampoco comunicación directa por carretera con Vietnam. Más que ciudad, es un pueblo polvoriento y bastante pobre.

Lo realmente sorprendente de Tha Khaek son las mansiones (o palacios) recién construidos que allí se pueden ver, no más de ocho o diez, como así también una docena de edificios de apartamentos nuevos de dos o tres plantas. Tanto las mansiones (y no exagero a la hora de calificarlas) como los apartamentos están vallados y rodeados de grandes jardines muy bien cuidados, cuentan con juegos para niños y en todos ellos se pueden ver aparcados coches nuevos de gama alta, todoterrenos y camionetas.



La pregunta es: quien vive en estas casas ? Entramos con el coche en el primer edificio de apartamentos que vemos sobre la carretera pensando que es un hotel. Después de atravesar los jardines, aparcamos junto a la entrada y aparece un hombre de rasgos asiáticos aunque no podemos determinar si es laosiano, vietnamita o quizás tailandés. En inglés nos dice que se trata de viviendas particulares, pero lo más llamativo es que aparte del reloj y las cadenas de oro, lleva puesta una camiseta blanca que dice nada menos que Bahamas!

Seguimos por la carretera y aparcamos junto a una mansión. Le preguntamos quién vive allí a una chica que tiene un puesto de venta de frutas en la calle, y nos contesta que un vietnamita... En un sitio pobre como éste y alejado de la civilización, en donde la gente vive en chozas de madera y subsiste gracias al cultivo de arroz, nadie que se dedique a una actividad legal puede tener semejante nivel de vida. Ya no se trata solamente de algo insultante en medio de tanta pobreza, sino que también resulta inexplicable. Y eso que estamos en un país comunista !!!



De Tha Khaek nos vamos a Cao Treo, frontera con Vietnam, para ver si por este cruce tenemos ahora más suerte que en Lao Bao. Recorremos 300 kms para que otro vietnamita nos impida nuevamente la entrada con el coche con el mismo argumento, o tenemos el permiso de Hanoi o el coche se queda en la frontera...
Camino de la frontera, adelantamos en la carretera a dos camiones que van cargados de jaulas llenas de perros apiñados como sardinas en lata. Suponemos que van a Vietnam, porque allí la carne de perro es muy apreciada, y no nos equivocamos. Cuando salimos de la frontera, vemos aparecer a uno de los camiones que cruza el puesto fronterizo de Laos para entrar en Vietnam.

Los perros no dejan de ladrar en ningún momento, van en condiciones lamentables, bajo un sol abrasador, sin agua, casi sin poder moverse y vaya uno a saber las horas que llevan así. Si bien nosotros no somos amantes de los animales, la verdad es que el trato que reciben estos pobres perros es lamentable.

Volvemos en dirección de Tha Khaek y después de hacer 110 kms más hacia el norte, llegamos aPaksan en donde pasamos la noche. Es la capital de la provincia de Bolikhamsai, tiene 35.000 habitantes pero aquí sí que no hay nada de nada, sólo mosquitos, gigantescas cucarachas voladoras, escarabajos, lagartijas y todo tipo de insectos que escapan a nuestros vagos conocimientos sobre la materia.



Ayer jueves al mediodía llegamos a Vientiane, capital de la República Democrática Popular de Laos (LPDR). Alrededor de 150.000 habitantes viven en esta ciudad, que en realidad es un pueblo grande. Lo primero que hacemos es dirigirnos a la Embajada de Vietnam para averiguar en donde hay que gestionar el permiso para entrar con el coche. Como no tienen ni idea, nos sugieren que vayamos hasta la frontera...
La conversación se transforma pronto en una discusión, y llega un momento en que pensamos que nos echarán a patadas de allí. Insisto en que están equivocados al sugerirnos que nos dirijamos a la frontera por el permiso, pero lo toman como que los tratamos de mentirosos !!! Cuando ya nos estamos por ir, el vietnamita que más discute con nosotros nos enseña unas hojas escritas en su idioma en donde según él, el permiso debemos solicitarlo en Hanoi.

Pues bien, nada más nos queda por hacer aquí en la Embajada y la única alternativa que tenemos es contactar a través de Internet con alguna agencia de Hanoi que nos pueda tramitar el permiso. En eso estamos, pero dudo que consigamos algo.

Dedicamos el día de hoy a recorrer los sitios turísticos de Vientiane, es decir, los templos budistas porque no hay muchas más cosas por aquí. La ciudad es baja, con anchas avenidas, pocos coches y motocicletas, y en general mucho menos desarrollada que Phnom Penh (Camboya).

Recorrido: Pakse, Champasak, Savannakhet, Lao Bao, Tha Khaek, Cao Treo, Ventianne, Luang Prabang, Luang Nam Tha, Muang Sing, Houai Xai (frontera con Tailandia a través del mekong). Total: 3.155 kms en 14 días.

Imágenes: Luisa y Marcelo

Web: http://www.galeon.com/madridsingapur/

Suscríbase a nuestro boletín
Le mantendremos informado de nuestras últimas novedades ¡¡no lo pase por alto!!.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.