Logo Empresa

Noticia ampliada

Operación Impala 1962

30-10-2014 | Redacción

  • 12711.jpg
En enero de 1962 se llevó a cabo la conocida como Operación Impala, una épica travesía con tres prototipos de Montesa a través del continente africano que partía desde Ciudad del Cabo (Sudáfrica) con destino final en Barcelona.

Tras recorrer durante 100 días y más de 20.000 Km., Oriol Regás, Tey Elizalde, Rafa Marsans, Enrique Vernis, todos ellos pilotos de la época y Manolo Maristany encargado de inmortalizar el viaje, completaron con éxito esta gesta, que se puede considerar precursora de los grandes viajes overland actuales. Esta aventura tuvo una gran repercusión en los medios de entonces y sus protagonistas se convirtieron en auténticos héroes.
Las Montesas eran unos modelos pre-series llamados en realidad "Comando" y que gracias al nombre en clave que utilizaban de "Impala" quedó para las historia del motociclismo. En aquellos tiempos Bultaco, acababa de nacer tras la marcha de Bulto y algunos empleados de Montesa, por lo que toda precaución era poca para no desvelar el viaje.

Con un presupuesto de 8 millones de pesetas, sufragados al 50% entre Montesa y el fabricante de lubricantes Wynns, los expedicionarios se pusieron en marcha.

Antes de partir la fábrica hizo que los participantes les firmara un documento declinando toda responsabilidad en caso de accidente o desgracia. Compraron un Land Rover como vehículo de apoyo al que llamaron Kiboko y comenzaron su periplo que estuvo lleno de incidencias. El viaje se realizó en plena época de lluvias y las Montesas iban equipadas con neumáticos de asfalto, lo que provocaba caídas cada poco tiempo. Su periplo les llevo a recorrer Ciudad del Cabo, Desierto del Gran Karoo, Johannesburgo, Cataratas Victoria, Estepas Masai, Lago Victoria, Kenia, Sudán, Egipto por Asuán, El Valle de los Reyes, Alejandría, Bengasi, Túnez, Marsella, Andorra y finalmente Barcelona,

 Baobab, La Perla y Luciérnaga, nombres con los que bautizaron a sus monturas, lograron su objetivo y consiguieron gracias a ello que la marca comercializara cientos de Impala, convirtiéndose en uno de los modelos más vendidos de la marca catalana.

Pincha en las fotos para ampliar