Logo Empresa

Noticia ampliada

Mi aventura en el Vespa Raid

14-11-2014 | Bernardo Vives

  • 12841.jpg
Bernardo Vives nos cuenta en primera persona su aventura en el Vespa Raid en el desierto de Marruecos. Una experiencia enriquecedora con el sabor de los antiguos rallys africanos y que Bercardo consiguió acabar con su Vespa de 4 tiempos, siendo el único piloto en hacerlo, y encima con un modelo casi de estricta serie.

Comienzo. 1ª Etapa.

Hemos llegado casi de noche al Hotel de Midelt, sin descanso alguno, bajar del camión motos, herramientas, recambio, equipajes etc.
Inmediatamente el montaje de los boxes improvisados en la arena del aparcamiento. Los equipos "grandes", despliegan sus carpas, arrancan sus generadores, ponen luces, encienden música, enfrían bebida energética y ordenan cientos de kilos en herramientas, recambios y motores. Lonas para el suelo y dos increíbles prototipos de vespas de cross empiezan a cobrar vida, mientras los "modestos" por no decir " super pobres" equipos como el mío, se les cae la baba viendo semejante montaje ....... pero dònde me he metido??? Si la única modificación de mi moto con respecto a la serie, es el color de dos còfanos que he puesto de otra vespa..... Sólo oír esos motores modificados te ponen los pelos de punta.  Mientras me dedico a montar mi "box", rápido, fácil y sencillo, ...."una piedra para que no se hunda la pata de cabra en la arena y una linterna de frontal en la frente"......aaa , bebida energética si que tengo si, Pegaso Energy Drink si que me cuidó en ese sentido.


No hay más, como se me caiga alguna herramienta o tornillo en la arena, desaparece inmediatamente.... hay que estar muy atentos.
Dejamos la moto lista y nos vamos a dormir con el estres de verte en una carrera similar a cientos de miles de sueños de juventud viendo el Dakar.... Por segundos te imaginas que estás en él, por milésimas de segundo te teletransportas a tantas y tantas páginas de la revista Motociclismo, devoradas con ansia, cada vez que comenzaba un nuevo Dakar. Casi no pegamos ojo soñando despiertos con esta aventura, aguantará el
motor? Soy el primer y único piloto que se ha atrevido a venir con un motor de 200 de 4 tiempos. Nadie confía en él salvo yo mismo.
Por fin estamos en la salida, nos ha tocado el dorsal de Angel Nieto, 12+1. Y en ese orden salimos. Salgo disparado, quiero correr y la moto también, y lo hacemos hasta llegar al pueblo De Midelt, y ahi me detengo a esperar 12 min. a mi compañero de viaje, Silfredo, del TraVespera Team, nos prometimos ir mano a mano, pero creo que no podrá ser, jaja, va desbocao !!
Comienza la etapa callejeando por Midelt, día de mercado, una locura, y pronto nos alejamos de la ciudad, para adentrarnos en cañones y minas abandonadas, paisajes espectaculares. Pronto me quedo sólo y planteo ya el resto de la etapa en solitario... Empiezo a familiarizarme con  el Tripy de Naviservi y el gps. Veo un piloto del otro lado del río y no me lo pienso, si está ahí es porque hay un waypoint, y voy de cabeza a cruzarlo, parece que no hay casi profundidad, y así es pero...... es una ciénaga, una trampa, inmediatamente se entierra la moto y me quedo sin tracción y la panza de la vespa hace de ventosa en el barro, me quedo literalmente pegado. Es difícil sacarla, llevo muchas ruedas de repuesto y mucha gasolina de reserva y pesa como mi Goldwing, jeje, en días sucesivos iría quitando ruedas y reservas de gasolina, necesito quitar peso.  A los pocos kilómetros de salir del río, gracias al empujón de Silfredo, en el primer waypoint , tengo el primer pinchazo, cambiar rueda volando y seguir. 
El resto de la etapa iré casi siempre solo, salvo algunos encuentros fortuitos con otros pilotos.  Voy a mi ritmo, consigo algún waypoint mas y el track me lleva hasta una zanja profunda, el paso debe estar rodeando pero lejos, examino el terreno y encuentro huella de una vespa que consiguió pasar, si el pudo yo también me dije...... quedé atrapado en la salida de la zanja, la moto pesa demasiado y se clava cada vez mas.... Muchos intentos, y nada, siempre me faltaba ese mini empujón para enganchar terreno duro con los tacos, desesperado y agotado, intento subirla a pulso, cargando con ella, no me rindo, y caído del cielo aparce el quad de Almarza, que va barriendo el track, un pequeño empujón y seguimos.  Ya en la pista , gas a fondo para recuperar tiempo, veo que no llego ni al punto de control de comida y agua, y decido ir directo a meta.  En un momento de esos ciegos de velocidad por la pista, encuentro una zanja que no se veía, nada puedo hacer, me la como sin remedio, la rueda delantera golpea el borde con muchísima fuerza, aún no entiendo como no partí la dirección en ese golpe. Salgo literalmente volando y la rueda trasera golpea con tanta fuerza el borde de salida de la zanja que me deja la llanta casi cuadrada y con la mitad de aire . No hay tiempo, decido seguir asi gas a fondo, a lo lejos veo la carretera, podré cortar y llegar a tiempo. La parte trasera baila muchísimo en la pista pero confió que en el asfalto vaya mejor y aguante. Alcanzo la carretera y ahora si a tope, gas a fondo, sentado casi en el manillar para quitar peso a la ruda trasera, veo ya la gasolinera, a 1km esta la meta, y respiro aliviado......... Y la ley de Mourphy,  desllantó la rueda trasera, no aguantó, se me sale la cubierta y debo parar, me tiro a la cuneta, moto al suelo, y cambiar rueda lo más rápido posible, aparece el Quad, me recogen la rueda dañada para ganar tiempo y no perderlo en montarla en su soporte, arranco, ahora si a muerte a meta.....llego con 7 minutos de retraso !!!!! Justo el tiempo que perdí en la rueda. Al saltarme el Puesto de control de la comida me descuentan el 50% de los puntos conseguidos y un punto por cada minuto tarde en la meta, eso me lleva al puesto 16, al menos no soy el
ultimo, y la apuesta del motor 4T la hemos ganado, va a la perfección.  No es el resultado deseado, pero estamos dentro, viviendo el sueño de niño de correr un Dakar.

Esto es un Raid Africano de verdad, no es turismo !!!!

2ª Etapa.

105 km de pistas muy rotas y muchísima piedra subiendo a 2000m y cortados importantes que si tenias un descuido caías 400m hacia abajo.  Hoy si que he llegado a tiempo al Punto de Control de avituallamiento ( ayer me quede sin agua y comida al no llegar). Hoy si que iba bien, sin pinchazos, y consiguiendo muchos way points. Todo iba perfecto hasta que rodando detrás de otro piloto, la nube de polvo era tan densa que no veía absolutamente nada y una pierda como un melón de grande me frenó en seco y salimos dando vuelta de campana moto y piloto !!! Se me ha roto el soporte del roadbook y he tenido que improvisara con bridas y cinchas. Aun así, conseguí entrar dentro del tiempo de corte, con media hora de adelanto. 
Estoy reventado, el motor se porta bien, pero suspensiones de serie, de paseo...... Buff, terrible controlar ese manillar.
Mañana etapa mas corta pues de tarde nos vamos al sur, al desierto ya !!!

3ª Etapa.

Desgraciadamente no he podido tomar la salida, el virus marroquí de gastroenteritis me ha pegado fuerte. Somos 5 ya afectados. Podría haber arriesgado y salir pero si estos días estando al 200% al mínimo descuido te vas al suelo o quedas atrapado en la arena o en un río, hoy que estoy mareado, con vómitos y literalmente vacío de fuerza, (llevo 24 horas solo con dos cocacolas en el cuerpo) hubiese sido una locura. Antonio, otro piloto y legionario, duro donde los haya, estaba igual que yo y decidió salir, y los pocos minutos estaba de vuelta después de varias caídas y falta de fuerza. Yo no quise asumir ese riesgo.  Hoy intentaré reparar el soporte del Tripy Naviservi y Gps. Harè un intento de acoplar un amortiguador viejo pero mejor que el de serie a ver ai mejora un poco de la dirección que es hipernerviosa y peligrosa,pero al final no se pudo cambiar, así que de serie para el resto.

4ª  Etapa.

Desierto de Merzouga. 83 km de especial, sin contar los km de buscar waypoints. Ha sido muy duro, muchísima arena , dunas, trampas, piedras, pistas rapidísimas donde nos hemos jugado el tipo para ganar tiempo. En los primeros km que había ruggies, ( suelo ondulado ) que revienta todo, vibra terriblemente, y me rompió definitivamente y por varios sitios el soporte del roadbook. Ha saltado en pedazos y por agarrarlo al vuelo me he comido un predusco gordo gordo y al suelo. Sin consecuencias físicas salvo el orgullo y el escudo de la moto que ya es mas "arenodinamico".
Me he agrupado con las chicas malagueñas, Toñi y Julia, y hemos perdido muchísimo tiempo empujando las motos por las dunas. Si ya es complicado con una vespa preparada de amortiguación y neumático gordos, imaginaros con la moto de " estricta serie" y neumáticos estrechos, una locura.  Buscando un paso desde un acantilado hacia abajo a las dunas, hemos perdido mucho tiempo también, rodear la colina o tirarse a tumba abierta por el cortado.....al final opción 1 claro. Después del control de paso, gas a fondo en unas pistas rapidísimas de pierda pequeña y arena hasta la llegada. La moto, salvo los golpes de las piedras en los bajos y la falta de suspensiones , se ha comportado de lujo.  El motor a la perfección.
He filmado imágenes y vídeos que si han salido bien serán IMPRESIONANTES !!! Dignas de un Mini París Dakar.  Ahora cenar y ponerse guantes y a trabajar la moto para mañana.

5ª Etapa.

Más de 200 km de arena, piedras, trampas, lenguas de arena y pistas rápidas. Hemos llegado a 4 wayPoints y a tiempo al puesto de control, donde nos hemos encontrado de avituallamiento, unos " huevos con jamón y patatas " !!!!! Jaja pasote.  Parte de guerra, motor perfecto. Chapa y pintura, no comment, queda ya poca chapa que tenga " bien" la pintura. Hemos tenido que acoplar de urgencia antes de la salida, un soporte para el tripy naviservi, el mio rompío a trozos ayer, y tuve que sacrificar el soporte del gps y navegar sin el. Eso me ha costado muchos minutos en la llegada. En estas explanadas inmensas sin nada, un grado que te desvies del rumbo se convierte en una barbaridad de km de desvío cuando te das cuenta. Yo quiero correr y voy a fondo, pero la LML de estricta serie no puede seguir mi ritmo, no por motor, que va como la seda, sino por suspensiones, buff , es una odisea llevar la dirección por la línea, es nerviosisíma y a la mínima , sales por orejas. Y hoy otra vez , en una pista muy rápida, de esas que no te das cuenta y das gas a fondo sentado atrás del todo para levantar la rueda delantera, de repente una lengua de arena que no ves y salimos volando.  He quedado tumbado varios minutos sin respiración y debajo de la moto, pero por suerte, los dos pilotos que llevaba delante Jose Conde y Pep García pararon por algo y se dieron cuenta y volvieron en mi ayuda. Gracias. Ha sido muy dura la jornada ,yo estuve 7 horas 36 minutos en carrera. Es increíble lo que llegamos hacer en una vespa o LML de serie, más aún todos estos pilotos que traen esos prototipos.
Los paisajes han sido ESPECTACULARES, INDESCRIPTIBLES, ni la GoPro los reflejará en toda su grandiosidad. Es algo que sòlo la vista y la memoria pueden hacer. Estas etapas son para volver con una Trail y hacerlas con calma, y disfrutar, jamás se me  olvidará.Esto está siendo como vivir sueños de niño viendo el Dakar.

6ª Etapa.

Solucionamos los problemas del soporte del roadbook, puse uno nuevo, aunque sacrificando poder llevar a la vista el GPs, lo que al final me perjudicaría bastante mas de lo esperado al fina de la etapa.  Como el día anterior, tomo la salida y decido esperar a Pep y a Jose Conde, para trabajar en equipo, nos había funionado muy bien. Los 3 vamos a buen ritmo, la primera parte de la etapa discurre por inmensas explandaa de piedra negra con base de arena dura, donde vamoa abriendo huella, cada uno la suya,meterse en las marcas ya hechas es más peligroso, se vá muy rápido en estas pistas, y a su vez es muy peligroso, te confías y cada vez vas más rápido, llega un momento que crees que es asfalto y las piedras grande que esquivas y otras que no, te recuerdan que no es así, y que una caída aqui a esta velocidad sería terrible, sería como revolcarse en una piscina de cuchillos, por las piedras cortantes ancladas al suelo. Conseguimos el primer Waypoint con bastante facilidad. Seguimos ruta, entre parajes tan increíbles como radicalmente cambiantes y diferentes. La moto se está comportando de lujo, salvo amortiguación, que al ser la de origen y de calle, no dá más, y la dirección se vuelve hipernerviosa y peligrosa muchas veces. Pasamos algunas lenguas de arena, remando y empujando en muchas de ellas. Llegamos a una zona de pistas de tierra con muchos badenes que por el ritmo que llevabamos era más fácil saltarlos que esquivarlos. En uno de esos saltos al caer me encontré con 3 badenes muy seguidos y cortos de sorpresa.... el primero hizo rebotar la rueda trasera hasta poner la moto toralmente cruzada, el segundo consigo ponerla recta y el tercero me vuelve a rebotar pero con más inercia aún y ya no puedo controlarla y salgo volando contra las piedras. Daños físicos nada, afortunadamente soy de chicle,pero la moto.....


Seguimos después de poner la aleta y la dirección en su sitio, pero ya no puedo mantener el ritmo de los demás y al final quedo solo. Decido ir directo al puesto de control y llegar a tiempo, comer, beber y hechar gasolina. La segunda parte del track era demasiado grande para llegar a a tiempo aún sin buscar waypoints y tomo la decisión de regresar por el mismo track y llegar a meta a tiempo. Aquí es cuando el roadbook me juega una mala pasada y me mezcla los tracks, el que yo hacía en sentido contrario y los de llegada a meta. Al no llevar el Gps intento recortar y acabo haciendo tres veces las dunas en ambos sentidos, agotado y desesperado. Consigo localizar la pista rápida y voy a tope hasta que me encuentro de frente con Julia,  su tripy marca la meta detras de mi, el mio al revés. Me había pasado mas de 15 km del desvío hacia meta. Doy la vuelta y voy gas a fondo a ver si llego sin demasiada penalización, en una parte de esas pistas de piedra negra y gas a fondo, una piedra me golpea con tanta fuerza el cárter, que me arranca el soporte de freno trasero y me abre una fisura en el carter.... Me doy cuenta por que un niño, Hassan. que salío a mi encuentro en las dunas cuando buscaba el paso me señala la rueda y veo la fuga de aceite.... £$%}*{+|$>..???? .... Llevo motor 4 tiempos asi que no puedo seguir, rompería el motor seguro.  La meta a 10 km tras las dunas..... Tan cerca y tan lejos...... tengo que activar la baliza de rescate y que venga la asistencia. No puedo hacer más. Esto me hace caer 3 puestos en la clasificación final. Teniendo en cuenta que era la única moto "Totalmente de Serie", y la primera y única 4T que lo ha hecho hasta ahora, es un buen balance. 

Ya estamos planeando las mejoras de cara a la 4ta edición. A falta de abrir motor, que pienso estara tan impecable como el filtro que sacaba a diario y ni limpiar necesitaba, solo hay daños de chapa y pintura debido a las caídas. Ha sido la sorpresa del Raid, nadie confiaba en el 4T. 
Más adelante y ya en casa,la crónica personal de la increible experiencia

Imágenes: Bernardo Vives.

Pincha en las fotos para ampliar