Logo Empresa

Noticia ampliada

Por la Ruta 40 hasta Ushuaia

20-11-2014 | Julio Cesar

  • 12901.jpg
Voy a contar un viaje que empezó de una forma un tanto rocambolesca.-¿Te quieres venir a tal lado?.-, eso se lo dije a una amiga de hace 12 años, le pregunte.-¿Flor nos vamos a Ushuaia?.-, obviamente esperaba el no, pero no fue así, ella dijo dale vamos, asombrado le pregunte 5 veces -¿en serio?, sí en serio,- decía, así que nos miramos los dos sorprendidos y a dos semanas de la partida empezamos a juntarnos todos los días, ya que ninguno conocía mas allá del Bolson, a unos 600 km de Neuquen.

Mirando mapas rutas y lugares a conocer, decidimos que lo mejor sería ir viendo en el camino ya que no teníamos prisa y con la Bajaj 220, sentía que estaba un poco limitado. Finalmente partimos el día 16 de enero, rumbo a Bariloche.
Llegamos a Bariloche, con parada a tomar matecito en Picun Leufu a unos 140 km de Neuquen. dejamos parte del equipaje en casa de mi tio que nos espero allá y fuimos a pasear por el centro.



Después de unos mates en Plaza Pagano, salimos a directos al Parque Nacional, la que seria del viaje el primer lugar a conocer por lo menos durante dos o 3 dias. La ruta es increible para ir como la moto vacía y tomar esas curvas a lo loco, pero como iba de viaje y con compañera atrás debo admitir que nunca respete tanto las señales de transito y aprendí que cuando uno no conoce, lo que indican están por algo, mas de una vez si no hubiese tomado esas precauciones se hubiera terminado el viaje.

El Parque Nacional es hermoso, si alguno va y es estudiante no olvide llevar el carnet de estudiante ya que los descuentos son considerables.Este fue uno de los lugares con lluvia, pero nos mojamos por salir a pasear, el viaje fue sin agua por suerte....

Posteriormente llegamos luego a Tecka, no hay mucho para decir de esto, seguimos directamente hasta Gobernador Costa y luego a Rio Mayo donde llegamos de noche y di las gracias a la Bajaj 220 por la increible iluminación durante la ruta.
En Rio Mayo encontramos un camping donde pasamos la noche.. todo fue muy tarde eran aproximadamente las 12 de la noche. El encargado del camping se iba a trabajar a no se donde hasta las 6 de la mañana y aca empezaba la aventura pensaba yo, comenzaba el ripio,,, eran 80 km de ripio y después asfalto hasta Perito Moreno donde comenzaba el ripio nuevamente y ahí si 380 km bravísimos. En Rio Mayo hice cambio de cubiertas, una Rinaldi atrás y una Metzeler Lasertec de supermotard, que me salvaron las papas, las dos sin cámaras y este es un buen detalle para prestar atención. Mas adelante van a entenderme.



Pasamos por la cueva de las manos, increible a uno 50 km de Bajo Caracoles, un pueblo que me dijeron era de los pocos para cargar nafta (gasolina). Yo buscaba una YPF o algo por el estilo. Había un surtidor enchufado a un camión... , es decir no había nada... Acá conocimos a Ramón Canadiense que bajaba de allá hasta Ushuaia, a 140 se llega a todos lados nos decía. Y yo pensaba, sí con una BMW R1200 GS seguro.



Esta fue la parte donde empezó la travesía, dura dura..... rumbo a Tres Lagos, otro pueblucho, eran aproximadamente 380 km de ripio, donde el viento te sacude continuamente, yo pensaba cuando me decían antes de salir, cuanto viento puede haber si vivo en Neuquen que también se siente?? Bueno esto es como un azote constante que no para y que golpea el casco con las orejas y siempre del mismo lado, uno va con la moto inclinada a 45 grados, parece exagerado, pero es verdad. Faltando 50 km para llegar a Tres Lagos siento que la moto se pone inestable, como llevaba mucho peso detras . 

Llevaba con un pulpo sobre el tanque una bolsa sobredepósito y pensé que como se había consumido la gasolina/nafta podía ser eso, que le faltara peso adelante, me dispongo a cargar con el bidón de reserva, cuando me doy cuenta que tenia pinchada la rueda trasera. Bueno, pensé, compré todo lo necesario, kit para parchar cubiertas sin camara, inflador etc, pero no contaba con que se me destalonara la cubierta.

Esperando que llegue una camioneta, le hicimos dedo se llevaron a mi amiga con la rueda completa, para esto eran 8 30, de la noche,, nunca volvió, no tuve mas opción que montar la tienda en plena Ruta 40, con un viento insoportable,,,, solo la nada misma, donde tuve la posibilidad de conocerme a mi mismo, vi salir la luna, en ese lugar tan mágico, viendo cruzar guanacos, que parecen todos buenos pero cuando estas solo, les cuento, tenia bien agarradito mi cuchillo arbolito de cocinero, lo mismo me comía un rico asado. Da miedo pero en esos casos a no desesperar no hay nada que hacer salvo esperar que vuelva la rueda, para seguir viaje.

Sin noticias de mi amiga, ya con la luz del día, pasan 4 moteros españoles en BMW, dos primeros y dos rezagados atrás, cuando pasa el tercero me pregunta si todo va bien y vemos los dos al 4 que venía atrás tirado en el piso producto del viento y el ripio, cuando tras levantar su moto a unos 200 mts de donde estaba hablando yo con el 3 español, llega este ultimo y dice: hombre (tono español) "en mi ciudad no siempre estacionamos así". Me dio tanta risa que me olvide por un rato de lo que nos había pasado, yo tirado en la ruta y sin noticias de Flor. Esto aproximadamente pasó sobre las 6 o 7 de la mañana con un sol que mataba. A las 9 frena una camioneta que venía de Tres Lagos y me dice “a tu amiga la hospedó la policia”.-, no se si era mejor pero me quede mas tranquilo, le pregunté como podía hacer, me dijo que el a las 12 volvía a subir, este señor Vaquero de nombre, era el responsable de toda la obra de pavimento, de las maquinas etc, y que traería a Flor con la rueda.

A las 12 30 llega Flor sin la rueda, yo me quería morir, ¿que hacemos ahora?, y Flor me dice el nos lleva, ella por suerte estaba bien, después me contó toda su historia y de como llego a las 12 de la noche el día anterior con esta gente que le llevó toda una aventura aparte. Subimos todo el equipaje a la camioneta, y la moto en la parte de atrás, pero claro no podíamos levantarla porque la tapa trasera de la camioneta no bajaba, Vaquero llamó a otro mas con una camioneta mas nueva y con este vino una maquina, una retro, le metimos soga y a levantarla...... mi susto fue genial, esta fue la aventura del viaje.



Después del glaciar, de estar 3 días en Calafate partimos rumbo a Rio Gallegos. Horrible... llegamos desorientados, encontramos lugar en la Chacra Saldia donde conocimos a Elsa una señora de 80 años divina, y a su la nieta, muy piolas nos ofrecieron su casa por dos mangos.......

Fueron casi 6500 km, aproximadamente 1000 de ripio, 3 caidas suaves, casi en parado con la moto con un peso de 250 kg, realmente para recordarlo.

Imágenes: Julio Cesar

Pincha en las fotos para ampliar