Logo Empresa

Noticia ampliada

Viaje Extremo: Por la Demster Highway.

19-12-2014 | Juan Pedro Ponce

  • 13151.jpg
Hubert Kriegel es un franco-americano que en 2005 comenzó una vuelta al mundo de 10 años de duración con su híbrido entre BMW R100/Ural con Sidecar. Hubert ha pisado con su moto toda América, África, Europa, Asia y se encuentra actualmente en la India, camino de Australia. Cuando comenzó su viaje deseaba que fuera con un plato fuerte y se encamino hacia el Circulo Polar Ártico en Canadá, recorriendo una de las pistas más extremas del planeta: La Dempster HighWay en pleno invierno.

Para ello Hurbert se había entrenado durante los meses previos acampando en plena montaña rodeado de nieve y en los lagos helados cercanos a su lugar de residencia.

La Dempster High Way, también conocida como la Road 5 Yukon o Northwest Territories Highway 8, es una carretera canadiense que conecta la autopista Klondike en el Yukon hasta Inuvik, en los Territorios del Noroeste en el delta del río Mackenzie. Durante los meses de invierno, la carretera se extiende otros 194 km y llega hasta Tuktoyaktuk, en la costa norte de Canadá. Las temperaturas son tan bajas que cuando se supenden los servicios de ferry y barcazas, la ruta atraviesa porciones congeladas del delta del río Mackenzie, siendo el más espectacular la Ruta de Tuktoyaktuk.

La carretera comienza a unos 40 kilómetros al este de la ciudad de Dawson, en pleno Yukón en la carretera del Klondike y se extiende 736 kilómetros. La construcción de los 140 kilómetros hasta Tuktoyaktuk comenzó en abril de 2013, estado previsto terminarla para el año 2016.

A lo largo de la Demster existen muy pocos puntos de aprovisionamiento y solo grandes camiones mineros se atreven a recorrerlas. Hubert planificó su viaje minuciosamente utilizando estos puntos para alojarse. Las bajas temperaturas de hasta -40º aconsejaban no tener ningún fallo.

En Dawson montó los neumáticos de clavos para poder avanzar en la nieve y cambio el aceite por 0-30w para poder arrancar por la mañana. Los pocos alojamientos disponibles en la ruta montaban un pequeño terminal eléctrico que conectado a la moto permitían mantener caliente el aceite del carter para que este no se congelara. Cuando esto no era posible simplemente la moto se mantenía arrancada durante toda la noche.

Por la noche, cuando las ventiscas hacían acto de presencia, Hubert tenía que palear para desenterrar su moto completamente cubierta por la nieve.

Hubert logró su objetivo recorriendo 9200 kilómetros (ida y vuelta) desde que salió desde New York. Para comenzar su vuelta al mundo no esta nada mal.

Imágenes: Hubert Kriegel

Web autorhttp://www.thetimelessride.com/

¿Cual es el lugar más extremo que has estado con tu vehículo?

Puedes responder a través de los comentarios de Facebook al final de la página.

Pincha en las fotos para ampliar