Logo Empresa

Noticia ampliada

Mercedes presenta los nuevos UNIMOG U 4023 y U 5023

04-04-2015 | Redacción

  • 13741.jpg
La necesidad de introducción de motores diésel conformes con la normativa europea de gases de escape Euro VI ha propiciado que la división de vehículos industriales de Merecedes Benz desarrolle un nuevo motor central para el camión mas aventurero de la marca alemana.

En consecuencia, el propulsor ha sido desplazado un metro hacia atrás, con lo cual no sólo se ha facilitado el alojamiento de los grupos adicionales necesarios para cumplir la norma Euro VI, sino que además se ha podido configurar una toma de fuerza directa del motor. De este modo, los implementos pueden operar con independencia de la marcha del vehículo. Sigue siendo posible accionar implementos a través de la toma de fuerza del cambio.

Motores de alto rendimiento
El protagonista absoluto del nuevo concepto de ubicación centrada del propulsor es el motor diésel Euro VI. Se trata del nuevo BlueTec 6 procedente de la serie de motores OM 934, un cuatro cilindros que destaca por su alto par motor, y que presenta una potencia de 170 kW (231 CV) y una cilindrada de 5,1 l. Su alto rendimiento queda patente con el par más elevado, de 900 Nm, disponible de forma constante en toda la gama principal de conducción, de 1.200 a 1.600 rpm. La velocidad máxima viable técnicamente, cifrada en 90 km/h, le permite cubrir largos recorridos de transporte y circular por autopista.

A pesar de las complejas medidas constructivas aplicadas con el fin de cumplir la norma Euro VI, los nuevos Unimog de alta movilidad se caracterizan por su reducido consumo de combustible, sus escasas emisiones contaminantes, su alta fiabilidad y durabilidad y los prolongados intervalos de mantenimiento. Junto a la recirculación de gases de escape con refrigeración a nivel interno del motor, la depuración de los mismos se efectúa por medio de un sistema de intervención sucesiva compuesto por filtro de partículas cerrado, inyección de AdBlue y catalizador SCR. Un logro destacable en el nuevo Unimog, y que cabe agradecer a los motores Euro VI, es la disminución de hasta el 3 por ciento del consumo de combustible. Esto se debe, entre otros factores, a la compatibilidad ambiental de los motores, que expelen hasta un 90 por ciento menos de emisiones y partículas en comparación con los propulsores de los modelos predecesores.

Cambio: secuencias más breves y nuevo accionamiento
En el cambio del Unimog se han implementado diversas mejoras y se ha potenciado el rendimiento, de forma que los cambios de marcha requieren menos tiempo y se alcanza una mayor vida útil. Se maneja a través de la palanca en la columna de la dirección, que también incluye la función de inversión rápida EQR (electronic quick reverse). Al igual que hasta ahora, se ofrecen ocho marchas adelante y seis atrás; opcionalmente, puede disponerse de una relación todoterreno para realizar trabajos fuera del asfalto en un margen de velocidades comprendido entre los 2,5 y los 35 km/h.

Asimismo, se ha incrementado la seguridad: el nuevo freno motor es un freno de descompresión de doble efecto, que desarrolla una potencia de frenado de hasta 180 kW en el OM 934. Cada cilindro del motor dispone de una unidad de frenado propia. La elevada potencia de frenado reduce sensiblemente el desgaste de los sistemas de frenos de las ruedas, realizando así una importante aportación a la rentabilidad general del vehículo. El ABS para todoterreno viene incluido de fábrica.

Al igual que en todos los vehículos industriales pesados de Mercedes-Benz, en las nuevas designaciones de modelo del Unimog grande se incluye el número de caballos, en este caso 230; las dos primeras cifras hacen referencia al tipo de vehículo. Los dos modelos se diferencian principalmente en los ejes y el bastidor y, por consiguiente, en las cargas admisibles sobre los ejes y el peso total. Éste se cifra en 10,3 t en el U 4023, mientras que en el U 5023 asciende a un máximo de 14,5 t.

La cabina clásica ofrece aún más espacio
Esta cabina es ya todo un clásico y confiere al Unimog (incluidos los actuales Unimog de alta movilidad) una imagen inconfundible desde 1974. La nueva cabina de serie es 120 mm más larga y ligeramente más alta que la anterior. Por otra parte, al trasladar el mando del cambio de la consola central a la palanca en la columna de dirección se ha obtenido un interior mucho más espacioso. El Unimog se beneficia en su interior del nuevo equipamiento: volante multifunción, columna de dirección regulable, palanca en la columna de dirección, cuadro de instrumentos con display de gran tamaño y nuevo equipo de calefacción y aire acondicionado de mayor rendimiento. Todo esto, en definitiva, redunda en unas condiciones óptimas para el conductor. Gracias a la nueva disposición de numerosos mandos en la consola del techo, resulta más cómodo pasar del asiento del conductor al del acompañante. Por su parte, la ubicación del asiento en una zona poco expuesta a las vibraciones, detrás del eje delantero, y el nuevo concepto de suspensión de la cabina aportan una conducción confortable en terrenos sin asfaltar. En general, tanto el conductor como sus acompañantes disfrutan en el nuevo Unimog de un nivel de confort similar al de un camión, lo que en vehículos especiales de este tipo no puede darse por sentado.

Ajuste en el display de la presión de los neumáticos adecuada
El sistema de regulación de presión de neumáticos Tirecontrol plus obedece a un concepto totalmente novedoso. Ahora es posible seleccionar fácil y cómodamente los programas deseados en el display, y ajustar de ese modo la presión de inflado adecuada a cada aplicación. Se dispone de los modos preconfigurados «carretera», «arena» y «firme en mal estado». En el exterior, la parrilla del radiador de diseño dinámico y los nuevos paragolpes con modernos faros proclaman abiertamente la presencia de una nueva generación del Unimog. Los faros no sólo destacan por su atractivo, sino que además brindan una mejor visibilidad gracias a la mayor anchura del cono de luz, a su alcance ampliado y a la función de luces diurnas. Un nuevo sistema de cámara-monitor opcional proporciona una mejora adicional de la visibilidad omnidireccional, sobre todo en la zona contigua al vehículo. Esto supone una ventaja al trabajar con cabrestante o al acoplar implementos frontales, por ejemplo.

Asimismo se ha renovado por completo el concepto de acceso a la cabina, con dos o tres peldaños (según desee el cliente) que garantizan un acceso cómodo y seguro. La cabina del Unimog puede bascularse para facilitar las operaciones de mantenimiento y reparación. También en la nueva serie, el Unimog de alta movilidad puede equipar de fábrica la característica cabina doble, que ofrece espacio para hasta siete personas.

Perfección campo a través
La gran virtud del Unimog de alta movilidad, es decir, sus excepcionales propiedades para el avance en terrenos difíciles, no ha experimentado merma alguna. Es más: en algunos puntos se han potenciado sus cualidades. El hecho de que el bastidor de este Unimog esté soldado, incluyendo los travesaños tubulares, garantiza una extrema robustez y una capacidad de torsión de hasta 600 mm al circular fuera del asfalto. La capacidad de cruce de los ejes, de hasta 30 grados, es fruto de la combinación de técnica de tubo central de empuje y muelles helicoidales. A través del tubo y las rótulas de empuje se vinculan los ejes con la caja de transferencia. Los ejes pórtico, el bajo centro de gravedad del vehículo y unos extraordinarios ángulos de ataque (44°) y salida (51°), ángulo de rampa (34°) y capacidad ascensional (45°) completan la lista de atributos del Unimog de alta movilidad, a los que hay que añadir una capacidad de vadeo de 1,20 metros y un ángulo límite de inclinación lateral de 38°. Cuando se circula en condiciones extremas con la tracción integral conectada, se cuenta con la asistencia de los bloqueos de diferencial conectables y del sistema regulador de presión de neumáticos. El Unimog se basa desde siempre en el concepto de ruedas simples: las ruedas traseras siguen con precisión las huellas marcadas por las ruedas delanteras, aprovechando así la firmeza del suelo que acaban de compactar.

Alta resistencia
Los vehículos Unimog de Mercedes-Benz son robustos y fiables, y están preparados para resistir largos ciclos de vida. El bastidor soldado al completo o los componentes del tren de rodaje encapsulados permiten soportar solicitaciones extremas. Los ejes han sido reforzados, y todos los equipos esenciales están protegidos o se encuentran en zonas especialmente resguardadas, de modo que es posible atravesar cauces de agua de hasta 1,20 metros de profundidad. Para servicios de extinción de incendios con exposición a altas temperaturas se dispone de la protección ignífuga opcional, que protege del intenso calor todos los cables relevantes para el funcionamiento, así como el depósito de AdBlue, el catalizador, la batería y los grupos de frenado.

Intervenciones extremas en todo el mundo
Todo esto deja patente por qué el Unimog de alta movilidad goza de una excelente reputación en el mundo entero. Las intervenciones extremas en terrenos accidentados están a la orden del día, tanto en servicio quitanieves de alta dificultad como en labores de extinción de incendios forestales, protección civil, trabajos con grúa, construcción de gaseoductos y oleoductos, expediciones y salvamento de personas o máquinas, sin olvidar el transporte de pasajeros. El U 4023 y el U 5023 se mueven como pez en el agua donde termina el asfalto y el terreno se hace casi impracticable. Los numerosos fabricantes de implementos y carrocerías especializadas aportan los equipos necesarios para que el Unimog sea capaz de desempeñar tareas difíciles incluso en terrenos muy accidentados.

Puntos a favor: rentable, eficiente y de fácil mantenimiento
A pesar de los retos que comporta la norma Euro VI, ha sido posible seguir ampliando las ventajas intrínsecas a la nueva serie Unimog de alta movilidad. Si bien responde a un concepto totalmente independiente, esta gama se beneficia de su similitud con las grandes series de camiones Mercedes-Benz. Gracias a la concentración y, por lo tanto, al uso común de determinados procesos de producción en Wörth, se ha alcanzado una fabricación de extraordinaria eficiencia, un alto grado de garantía de calidad y una rápida disponibilidad de recambios.

Los 650 puntos de servicio postventa repartidos por más de 130 países se encargan de llevar a cabo las medidas de mantenimiento y reparación. El programa de prestaciones se completa con ofertas especiales de servicio postventa y servicios de financiación.

Pincha en las fotoa para ampliar